El devastador terremoto de Nepal supone un duro mazazo para uno de los países más pobres de Asia, inmerso desde hace una década en una eterna transición política, y con una economía basada en la agricultura maltrecha tras la tragedia, ya que el terreno cultivable es escaso de por sí.

20%

Superficie cultivable en el país

25%

Población bajo el umbral de la pobreza

80%

Niños que han perdido su casa en Nala

20%

Niños huérfanos en Nala

Con poco más de 27 millones de personas y enclavado al pie de la cordillera del Himalaya, Nepal está paralizado ante la imposibilidad de redactar una Constitución definitiva. A finales de 2007, tras una rebelión maoísta, el Parlamento acordó abolir la monarquía que había gobernado durante toda la historia moderna del país, y propuso la redacción de una nueva Carta Magna. Sin embargo, la Asamblea Constituyente encargada de esta tarea, reelegida en 2013, es incapaz de llegar a un acuerdo, por las luchas internas entre las distintas facciones políticas.

Según la ONU, el PIB per cápita se situó, a finales de 2013, en los 964 euros anuales, y una cuarta parte de la población vive por debajo del umbral de la pobreza. A pesar de que apenas el 20% de la superficie del país es cultivable, la agricultura es la actividad económica más importante. Las organizaciones internacionales consideran que Nepal necesita una importante inversión en infraestructuras, para atraer inversión extranjera y dejar de depender tanto del sector primario. Además, un tercio de la actividad económica se genera en Katmandú y alrededores.

Con Amor, Respeto, Compromiso y Transparencia, desde Amavida trabajamos para contribuir a las condiciones de vida de los niños desfavorecidos de la sociedad nepalí. Esperamos que puedan volver a la normalidad lo antes posible.

Si desea hacer una donación

Desde España: La Caixa 2100 6546 10 2200396277

Desde fuera de España: IBAN_ES16 2100 6546 1022 0039 6277

¡Gracias a todos por hacer este sueño realidad!